conducir-nieve-hielo

Las claves para conducir con hielo y nieve

En días tan fríos como estos debemos prestar espacial atención a nuestro vehículo, sobre todo si lo utilizamos a diario. Especialmente debemos tener cuidado por las mañanas, pues el frío de la noche crea placas de hielo en las carreteras que reducen la adherencia del vehículo. Además, debemos tener en cuenta también el tipo de carretera por la que vamos a transitar, pues no será lo mismo una principal que una secundaria donde hay menos tráfico y está más frío y recogida entre árboles o bosques.

Hay que guardar precauciones especialmente con las curvas, pues en su interior puede acumularse el agua y alojarse placas de hielo que hagan resbalar nuestro vehículo. Debemos conducir seguros y con el agarre correcto sobre el asfalto. Además, controlar la velocidad será claves. Cuanto más moderemos la velocidad, menos exigiremos a los neumáticos y más les ayudaremos a no perder adherencia.

Por su parte, el centro de la calzada será siempre lo más seguro y debemos intentar ir siempre por la zona más pisada de la calzada, que estará menos helada, sobre todo si hay más de un carril. En estos casos tendremos que moderar la velocidad y evitar los cambios, giros y frenazos bruscos. Será mejor pecar de prudente que arriesgarse a un deslizamiento.

Si tienes algún problema o sufres algún imprevisto en la carretera, no olvides contactar con nosotros. En Grúas Tomi te ayudaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>