¿Sabes colocar los triángulos en caso de emergencia?

Por mucho que conduzcamos con cuidado por la carretera, una avería pequeña puede afectar significativamente a nuestro coche: un pinchazo en la rueda, un problema de frenos, un fundido de luces… todo ello puede provocar molestias e inseguridad. Por eso, para mayor seguridad y para evitar provocar un accidente, lo mejor es tener en cuenta las medidas de seguridad.

Para ello, lo primero que debemos hacer es ponernos el chaleco reflectante y colocar los triángulos que sirven para señalizar que hay un coche averiado en la calzada. Es muy común que los nervios de la situación nos jueguen una mala pasada y podamos equivocarnos a la hora de colocarlos, por eso queremos recordaros cómo se hace.

En calzadas de doble sentido debemos colocar dos triángulos, uno por delante y otro por detrás, a unos 50 metros de nuestro vehículo (sobre unos cien pasos) para avisar con anterioridad a los coches que vienen por detrás de que estamos parados en el arcén.

Si la carretera es de sentido único o de dos carriles por cada sentido, sirve con colocar solamente el triángulo de la parte posterior para ser vistos con mayor facilidad. Recuerda que siempre tienes que ponerlo en perpendicular a la calzada para que esté completamente visible a los que vienen detrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>